Este fin de semana toca cambio de hora: a las 02:00 serán las 03:00.

Sin duda, la primera de las consecuencias del cambio de hora es que ya sabemos que nuestro ansiado fin de semana tiene una hora menos. Esto ya pesa psicológicamente. Dejando las bromas de lado, existen otras consecuencias a tener en cuenta.

Lo primero que hay que saber es que este cambio de hora no genera cambios bruscos en nuestro organismo. Se han realizado multitud de estudios sobre este tema y ninguno nos indica de cambios preocupantes.

Se ha comprobado que el cambio de hora puede generar una alteración en la secreción de la melatonina. Hablamos de una hormona que tiene como función regular los estados de vigilia y sueño en función de la luz solar. A más luz se produce menos melatonina. Esto hace que su capacidad de inducir el sueño sea más tardía. Es decir, que nos entra sueño más tarde.

Esto provoca que durmamos menos, ya que el horario de trabajo no cambia. Es como si nos levantáramos una hora antes según nuestro reloj biológico. De esta forma estamos rompiendo la rutina del sueño y nos descansamos lo necesario. 

¿Cuáles son las consecuencias?

Las consecuencias más inmediatas son el sueño, la fatiga, el cansancio e incluso irritabilidad. Estos cambios afectan más a los niños que a los adultos. Pero no todo son malas noticias: en apenas tres o cuatro días nuestro organismo se adapta.

¿Cambio de hora en 2021?

Por cierto, ya que estamos hablando de la hora, hay que tener en cuenta posibles cambios. Aunque en principio este cambio de hora iba a ser el último, el parlamento europeo ha retrasado este hecho. Habrá que esperar hasta 2021 para no volver a realizar cambios de hora. Aunque esto siempre puede volver a experimentar cambios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies